Feedback

Nombre


Email


Texto

Alta Genetics

Creando Valor, Construyendo Confianza, Entregando Resultados

Básicos Lecheros
Artículos en Básicos Lecheros
Todo Sobre:

Básicos Lecheros

viernes, 11 noviembre 2011

¿Pueden los incentivos mejorar el desempeño reproductivo de un hato?

El sistema basado en incentivos financieros se utiliza en muchas industrias para motivar a los empleados a lograr más altos niveles en su desempeño. Por ejemplo, la mayor parte de los profesionales de la venta son recompensados, al menos en parte, con comisiones, así su éxito en las ventas tiene gran influencia sobre sus economías, pero ¿podría un incentivo similar motivar a los inseminadores a lograr un más alto nivel de desempeño?

Uno de los motores más grandes en la rentabilidad en un hato es un exitoso programa reproductivo. La creación frecuente de preñeces provee por un lado una constante oferta de vacas frescas que se requieren para mantener la producción en un alto nivel, y por el otro, provee las becerras necesarias para cubrir las necesidades de reemplazo o de expansión de un rodeo. Los incentivos basados en el desempeño se utilizan en muchas industrias para motivar a los empleados a lograr un más alto nivel de desempeño. Por ejemplo, la mayor parte de los profesionales de la venta son compensados, al menos en parte, con comisiones, de modo que el exito en las ventas tiene gran influencia en sus economías, pero ¿puede un sistema de incentivos similar motivar a los inseminadores a un mayor nivel de desempeño?


Un incentivo más común que se ofrece con frecuencia en los hatos lecheros es la recompensa por calidad de la leche, específicamente por el logro y mantenimiento de bajos niveles de conteo de células somáticas (CCS) en tanque. El CCS es una medida que se toma fácilmente y con cierta regularidad, y la mayor parte de los propietarios de los hatos reciben un bono en el precio de la leche por mantener sus niveles de CCS por debajo de ciertos umbrales. Cuando está apropiadamente diseñado, un incentivo por CCS puede proveer un escenario favorable para las dos partes, empleado y empleador.


Los incentivos para los inseminadores no son tan comunes debido a un número de desafíos que enfrenta la estructuración de un incentivo de este tipo. ¿Cuál es la mejor manera de medir el desmpeño reproductivo en un hato?

•Tasa de Concepción: Probablemente fomente la inseminación de sólo las vacas más sanas, las que muestran signos más fuertes de estro, mientras que otras vacas que deberían haber sido inseminadas pueden pasar de largo en haras de mantener altas las tasas de concepción. Como resultado, puede obtenerse un insuficiente número de vacas inseminadas y bajo número de preñeces creadas.

•Detección de Celo o Tasa de Servicio: la otra cara de la moneda... Un incentivo basado en el número de vacas inseminadas seguramente dará por resultado demasiadas vacas inseminadas con una gran caída den la tasa de concepción. En situaciones extremas, las vacas ya preñadas pueden ser inseminadas y consecuentemente abortar.

•Número de preñeces creadas: una de las medidas concretas del desempeño reproductivo es el número real de preñeces creadas. Si la distribución de vacas frescas en el ultimo año ha sido relativamente constante, esto puede ser la mejor medida del éxito. Sin embargo, muchas lecherías experimentan variaciones en sus desempeños reproductivos por los efectos de las estaciones, lo que genera un grupo desparejo de vacas frescas. A medida que el número de vacas candidatas a ser preñadas fluctúa con las estaciones, es posible que el inseminador alcance los objetivos del incentivo.

•Tasa de preñez: la Tasa de Preñez mide el número de vacas que se preñan con respecto al total de vacas en situación de preñarse durante un período de 21 días (1 ciclo estral). Esta medida toma en cuenta tanto la tasas de concepción como el servicio (detección de celo) y puede ser la mejor medida de éxito en el tiempo. Tiene en cuenta los agrupamientos estacionales de vacas en situación de preñarse y ofrece una medida flexible tanto para rodeos en expansión como en reducción.


Otros desafíos que se encuentran al crear incentivos:


¿Tienen los empleados las habilidades, instalaciones, equipamiento y tiempo requeridos para efectivamente llevar a cabo sus responsabilidades en la inseminación?

¿Como tener en cuenta áreas de manejo que afectan el desempeño reproductivo tales como nutrición, sanidad del rodeo, manejo de los partos y de la transición, áreas que por otro lado están fuera del alcance o control del inseminador?

¿Como se establece un desempeño base y los objetivos a partir de los cuales se mide la mejoría y se ofrecen incentivos?

¿Cuál es el monto correcto de un incentivo?

¿Se concentrarán los empleados sólo en ganarse un incentivo en áreas que los otorguen en detrimento de otras tareas críticas (no incentivadas) que puedan tener adicionalmente?


Será de utilidad discutir estas preguntas y sus respuestas con su veterinario, especialista en fertilidad o todo consultor en quien UD confía, así como también con sus empleados. Es esencial para el éxito que el empleado comprenda completamente los conceptos. Es particularmente importante asegurar una comunicación efectiva con los empleados de origen Hispano, de modo que puede ser aconsejable incorporar un asesor bilingüe. Es necesario efectuar con frecuencia una revision del programa de incentivos para evaluar su efectividad en el mejoramiento del desempeño reproductivo. Si el desempeño no muestra mejoras, puede que el programa de incentivos deba ser ajustado o bien discontinuado.


Algunos propietarios / encargados no estan de acuerdo con el pago de incentivos al desempeño, esperando que sus empleados den lo mejor de sí por cobrar un salario. Los incentivos por desempeño no reemplazan a un empleado bien capacitato, ni a instalaciones de buena calidad, ni a protocolos de trabajo bien descritos, ni a una estructura de gerenciamiento bien definida, ni a una comunicación fluida con los superiores. La asignación de recursos al mejoramiento de estas áreas supondrá un mayor retorno que el mero ofrecimiento de incentivos. Sin embargo, si los elementos primarios para el éxito del programa de IA están en su lugar, uno puede querer considerar los incentivos a sus empleados con el objetivo de llevar el desempeño reproductivo a un nivel más alto.
 




Brian Stahl
Brian Stahl
Elite Account Manager
bstahl@altagenetics.com
United States

 
 

Productos & Programas