Alta Genetics

Creando Valor, Construyendo Confianza, Entregando Resultados

Básicos Lecheros
Artículos en Básicos Lecheros
Todo Sobre:

Básicos Lecheros

lunes, 03 junio 2013

Preguntas sobre calidad de la leche: Cuál es la diferencia entre mastitis clínica y subclínica

La mastitis generalmente se clasifica como clínica y subclínica, dependiendo del nivel de inflamación en la glándula mamaria.

 La mastitis clínica se puede detectar utilizando el despunte pre-ordeño de los cuartos mamarios para identificar grumos o coágulos en la leche.

 

Las infecciones bacterianas son la causa más común de la inflamación de la glándula mamaria.

La mastitis clínica se caracteriza por anormalidades visibles en la leche o la ubre.

Las anomalías más obvias en la leche son coágulos, grumos y una apariencia aguada.

Anormalidades asociadas con la ubre son calor, hinchazón y sensibilidad al tacto.

La severidad de la mastitis clínica se la describe como leve, moderada o severa.

La mastitis clínica aguda es la forma severa de la enfermedad y se caracteriza por un repentino inicio de síntomas y anormalidades visibles como hinchazón de la ubre, dolor, leche aguada y una baja en la producción de leche.

Las vacas pueden estar sistémicamente afectadas y pueden tener fiebre, deshidratación y se niegan a comer.

La forma más común de detectar la mastitis clínica es ordeñando unos chorros de leche en la taza de despunte al inicio del ordeño para chequear la presencia de anormalidades como grumos y coágulos.

La observación visual y palpación de la ubre para síntomas de inflamación puede también ayudar a identificar la mastitis clínica, pero no debe sustituir al despunte.

La mastitis subclínica es la inflamación de la glándula mamaria que no crea cambios visibles en la leche o la ubre.

A pesar de que la ubre y leche aparecen normales, vacas sub-clínicamente infectadas producen menos leche y la calidad de la leche será menor. Adicionalmente, vacas infectadas pueden ser una fuente de infección para otros animales en el hato.

Debido a que no hay anormalidades visibles en la leche, la mastitis subclínica requiere de pruebas de diagnóstico especiales para su detección.

El recuento de células somáticas (RCC) es la prueba más común para detectar cambios en la leche debido al proceso inflamatorio. Mientras más alto el RCC, más alto es el nivel de inflamación en el tejido. Hay varias formas de obtener el RCC de cada vaca.

Una forma es hacer el recuento mensual de cada vaca a través de programa DHIA. Realizar un recuento al lado de la vaca utilizando el California Mastitis Test (CMT) o con la ayuda de un aparato electrónico es otra alternativa.

Algunos sistemas de ordeño tienen la capacidad de medir la conductividad eléctrica en la leche como método de detectar la mastitis subclínica.

El monitoreo rutinario y detección de mastitis clínica y subclínica es un componente importante de un programa de salud del hato.

Conocimiento de la incidencia y prevalencia de mastitis clínica y subclínica le provee al administrador del hato con la información necesaria para hacer cambios en las prácticas de manejo de ordeño y hacer mejoras en la infraestructura/equipo según la necesidad para un mejor control de esta importante enfermedad. 
 

Para detectar la mastitis subclínica es necesario utilizar pruebas adicionales ya que la leche es visiblemente normal. Estas pruebas incluyen el recuento de células somáticas (RCC) obtenidos del muestreo para DHIA, o métodos indirectos de RCC como son el California Mastitis Test (CMT) como se puede ver en la foto, o a través de otras pruebas de RCC a nivel de la vaca. Fotos cortesía de NMC

 

 




Progressive Dairyman
Progressive Dairyman
www.progressivedairy.com
United States

 
 

Productos & Programas